EL RETORNO DE LOS FRACASADOS

Movimiento Primero la Patria_Logo-Banner

Ya es indiscutible que la actual gestión gubernamental no deja error y horror por cometer. Su ADN empresarial y la soberbia que irradian sus principales cabezas –entre ellos, los “ojos, oídos y corazón del presidente”, que en realidad muestran ser una versión criolla de una comedia de enredos- le ha hecho creer que el país puede ser gestionado como si fuera una empresa, con acciones permanentes de prueba y error. En el colmo de su ignorancia, no saben que en un establecimiento se cumplen funciones, mientras que en la política se cumplen misiones; que en un caso la meta es producir beneficios, mientras que el otro caso el objetivo es forjar la felicidad de los gobernados.

¿Hasta ahora, no parece que las autoridades nacionales han dado muestras evidentes que la tarea de gobernar un país le queda grande y excede sus capacidades? Muchos funcionarios creen que la esencia de la política es gestionar y comunicar; que a un pueblo se lo puede llevar de las narices con las redes sociales, hackers y trolls; creen que deben mandar y se olvidan de persuadir. Lo peor de todo: ignoran que en la política, al igual que en la vida, “no es la soberbia la que domina, sino la humildad la que gobierna” (Juan Domingo Perón). ¿Su elevado nivel de vida les hace carecer de la sabiduría sencilla y profunda de los sufridos y de los humildes que se han educado y formado superando adversidades, no usufructuando del Estado “ni por izquierda ni por derecha”?

Lamentablemente, llegaron al gobierno por el fracaso de un progresismo berreta, disfrazado de un “nacionalismo popular” pseudo-peronista o sutilmente antiperonista, con el delirio de creerse el mejor gobierno de la historia argentina. Primera vez en la historia nacional que un partido en esencia liberal llega a ser gobierno por la fuerza de los votos. Éste ha sido el gran fracaso del anterior gobierno “nac&pop”, que esquizofrénicamente creyó que impulsaba un “proyecto productivo de matriz diversificada con inclusión social”, pero que en realidad gobernó para beneficio del poder financiero internacional, de las multinacionales extractivas y depredadoras, de la sojización de la economía y de la entrega de la mayor empresa del país a Chevron Corporation. Mucho grito de “liberación” y “lucha contra las corporaciones”, pero dejó intacta la matriz financiera especulativa montada por Videla y Martínez de Hoz: hasta hoy sigue vigente la Ley de Entidades Financieras de 1977.

En el colmo de la hipocresía, no tuvieron ningún rubor en reconocer que llegaron a la actividad política con una mano atrás y otra adelante, y se hicieron multimillonarios. Al contrario que muchas figuras patrias de nuestra historia, que por su compromiso por la actividad política perdieron gran parte de su patrimonio personal.

Hoy vemos que ante el fracaso al que se está encaminando el gobierno de Cambiemos, los responsables –y en algunos casos- los culpables de su llegada al gobierno pretenden volver como alternativa. Pretenden ser socialistas y antiliberales, pero tienen un ADN similar a lo que repudian, haciendo gala de una formación ideológica extraña a nuestro ser nacional. Pero no pueden dejar de exhibir una conducta hipócrita, ya que pretenden poner en un mismo nivel a Perón y Eva Perón con un especulador rentista y una hotelera exitosa. Critican a Menem, pero alaban a quienes supieron llevaron fondos oficiales de su provincia a la banca usurera internacional. Levantan las figuras de “Néstor y Cristina”, y critican a los que “ningunean a Perón”, que es justamente lo que hicieron Néstor y Cristina. Critican los ataques a Daniel Scioli por parte de Carta Abierta, que es lo que ellos también hacían. Hablan de un frente patriótico amplio en su convocatoria, pero apoyaron hasta el hartazgo una gestión gubernamental que se cansó de celebrar convenios y negocios poniendo a los tribunales de Nueva York y Londres como los ámbitos de discusión judicial, llegado el caso.

Ahora proponen acercar “al kirchnerismo” a importantes dirigentes políticos y sindicales que se alejaron de ese espacio; critican “la mala relación con gran parte del movimiento obrero, no abrir las listas para la participación efectiva de los trabajadores” y “no resolver democráticamente las candidaturas”, pero en ese momento apoyaron a rajatabla y sin cuestionamiento alguno ese accionar. Sin ponerse colorados, sostenían soberbiamente que “el kirchnerismo era una instancia superadora del peronismo”, pero ahora que quieren volver a morder cargos, pretenden aferrarse a Perón.

Perón ante la gloriaPero no quieren asumir que Perón no es una figurita ni una estampita útil para trepar políticamente. Hablan de Perón en pasado, porque no conocen en lo más mínimo su doctrina, su ideario ni su legado imperecedero. Se olvidan o desconocen que ya en 1973 Perón mismo había dicho que “ha pasado la hora de gritar la vida por Perón. Ha llegado la hora de defenderlo”, reafirmando “lo que las 20 verdades dicen”. Sabihondos engreídos, ignoran que lo que hizo grande al peronismo, gracias al ejemplo de Perón y Evita, fue el espíritu de abnegación y sacrificio con el que abrazaron el servicio a la causa del Pueblo y de la Nación. Desconocen que no se puede servir al mismo tiempo al Peronismo y al dinero, como hizo hipócritamente la anterior gestión gubernamental, que no sólo se enriqueció hasta cansarse, sino que bastardeó las grandes banderas de la Causa Nacional y se robó las esperanzas y el ideario de la revolución en paz que Perón vino a impulsar como su último aporte a la Nación.

Si quieren ser peronistas en serio, que se olviden de hacerse ricos. Si quieren ser ricos y rapiñar en el Estado, que no ensucien la memoria ni el legado de Perón

 

José A. Quarracino                                           Juan Carlos Vacarezza

Secretario Político                                                           Secretario General

Movimiento “Primero la Patria”

 

 

[Publicado en Política del Sur, 22 de febrero de 2016, Año 10 No. 524]   

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s